Principales clases de collarines ortopédicos

Principales clases de collarines ortopédicos

Uno de los artículos que en ocasiones nos piden los clientes en nuestra ortopedia de Getafe son los collarines.

Desgraciadamente, estos son elementos que habitualmente son solicitados por personas que han sufrido secuelas tras un golpe recibido debido a un accidente de tráfico.

El cuello es una zona vulnerable que en este tipo de incidentes sufre notablemente las consecuencias del impacto que haya podido producirse.

Por eso, y siempre bajo la prescripción de un especialista, se recomienda este tipo de ayuda a la sujeción de esta parte del cuerpo tan esencial que une la cabeza al tronco.

En nuestro catálogo de artículos de material ortopédico en Getafe no podían faltar los collarines para las cervicales, que se pueden usar en situaciones distintas en función del tipo de sujeción extra que requiera la zona.

Los collarines cervicales

La funcionalidad de los collarines es obvia. Son accesorios muy útiles cuando tenemos una fractura cervical que podría llegar a ser grave e inestable.

Se trata de inmovilizar la zona para evitar males mayores por la vulnerabilidad de las vértebras. Dependiendo del grado de la lesión, el traumatólogo puede recomendar un tipo de collarín u otro.

Collarines rígidos

Estos se usan habitualmente para una primera inmovilización. Es el caso de aquellos que usan los servicios de emergencias médicas cuando acuden a socorrer a los heridos o lesionados de un accidente.

Como hemos comentado, en los accidentes de tráfico una colisión o un frenazo, este tipo de lesiones en cervicales son las más comunes.

Aunque resultan más incómodos al principio, al sujetar la cabeza por la barbilla inmovilizando el cuello, estos collarines son los más adecuados cuando hay lesiones de la columna cervical. Ya que si hubiera movimiento en las vértebras, esto empeoraría el problema además de causar mucho más dolor al paciente.

Collarines semirrígidos

Estos son una solución intermedia que permite inmovilizar el cuello de manera parcial ofreciendo un apoyo estructural al sistema esquelético. Al tener apoyos ajustables en el mentón y otro en el occipital, podemos mejorar la comodidad pero sin restar funcionalidad.

Collarines blandos

El collarín blando está indicado en casos más leves, en los que hay que inmovilizar el cuello cuando la estructura ósea o de las vértebras están íntegras. Lo que se quiere evitar son las dolencias derivadas de un latigazo o esguince.

Por sus características, el collarín blando que suele ser de gomaespuma da más sensación de sujeción de lo que realmente inmoviliza la zona. Aunque sí alivia los síntomas, pero eso sí con una ligera presión.

Si necesitas un collarín o cualquier otro tipo de artículo ortopédico en Getafe, no lo dudes y pregunta en Farmacia Cruz Villaverde.

Nuestro listado de artículos abarca desde muñequeras, corsés o fajas, calzado anatómico hasta andadores o cabestrillos, collarines…

El personal de esta ortopedia podrá asesorarte para que te lleves los mejores productos de ortopedia en Getafe.

Independientemente de lo que te haya prescrito el médico para tu lesión, recuerda que en Farmacia Cruz Villaverde podemos ayudarte para que puedas tener la solución ortopédica que más se adecue a lo que necesitas.

No Comments

Post A Comment